June 27, 2022
Luis García de los Astros, Phil Maton lanzan cada entrada inmaculada… ¡contra los mismos bateadores!

Los Astros lanzan dos innings inmaculados… ¡contra los mismos bateadores! apareció originalmente en NBC Sports activities Chicago

Llámalo la “Colección Inmaculada”.

Los Astros de Houston se convirtieron en el primer equipo en la historia de las Grandes Ligas en lanzar dos entradas inmaculadas, en las que un lanzador consigue tres ponches en una entrada en el mínimo de nueve lanzamientos, en el mismo juego.

¡Y fue contra los mismos tres bateadores en ambas ocasiones!

Fueron las entradas 105 y 106 inmaculadas en la historia de la MLB, pero las primeras en ser lanzadas en el mismo día calendario, y mucho menos en el mismo juego por el mismo equipo contra los mismos bateadores.

Pero eso es lo que hicieron los Astros en su victoria por 9-2 sobre los Rangers de Texas el miércoles, con un par de secuencias de tres arriba, tres abajo, tres ponches y nueve lanzamientos.

Luis García ponchó a Nathanial Lowe con un swing para el primer out en la parte baja de la segunda entrada. Luego abanicó a Ezequiel Durán en tres lanzamientos. Brad Miller luego cayó al suelo con un swing en el noveno lanzamiento del marco de García para la primera entrada inmaculada del juego.

“Es un gran logro”, dijo García, de 25 años. “Lo hice en los entrenamientos de primavera el año pasado, pero esto contó. Así que me alegro por eso”.

Phil Maton relevó a García para comenzar la parte baja de la séptima y siguió los pasos inmaculados de su predecesor. El jugador de 29 años ponchó a Lowe con swing, a Duran mirando y a Miller con swing.

“Quiero decir, es genial”, dijo Maton. “No es algo como que gross sales todos los días y obviamente te esfuerzas por hacerlo. Pero, quiero decir, obviamente estás tratando de ponchar a todos los bateadores en tu cara. No sé, todavía estoy tratando de envolver mi cabeza”. Pero, sí, una experiencia súper genial”.

Hoy es el primer día en la historia registrada que se lanzaron 2 entradas inmaculadas en el mismo día. Fue hecho por el mismo equipo ponchando a los mismos 3 bateadores 🤯⚾ï¸

Los Astros ahora tienen 9 de las 106 entradas inmaculadas registradas, empatados con los Dodgers y los Yankees en la mayor cantidad de todos los tiempos. pic.twitter.com/ldgrTuHvrj

– Estadísticas e información de ESPN (@ESPNStatsInfo) 15 de junio de 2022

El receptor de los Astros, Martín Maldonado, dijo que sabía que García estaba en medio de una entrada inmaculada, pero no se dio cuenta de que Maton también había lanzado uno hasta que tiró la pelota después de que terminó la entrada.

“Todos decían: ‘¡Necesito el balón! ¡Necesito el balón!'”, dijo Maldonado, quien se fue de 4-2 con un jonrón y tres carreras impulsadas en la victoria. “Ser parte de eso, cada vez que haces historia, creo que es algo de lo que cualquier jugador está orgulloso. Me alegro de haber sido el receptor en esa situación”.

El béisbol siempre ofrece la oportunidad de presenciar algo nunca antes visto. Incluso para Dusty Baker, de 73 años, el supervisor de los Astros que aparentemente lo había visto todo desde que hizo su debut en las Grandes Ligas en 1968.

“Vaya, los mismos muchachos, supongo que los ponchamos espalda con espalda con nueve lanzamientos cada vez”, dijo Baker. “Creo que nunca había visto eso. Entonces, fue un buen día para nosotros”.

García se llevó la victoria, ponchó a nueve y permitió una carrera limpia en seis entradas. Maton trabajó solo una entrada, lanzando todas las rectas y terminando con todos los strikes en su conteo de lanzamientos.

“Me di cuenta después del segundo”, dijo Maton. “Estaba empezando a ponerme un poco ansioso porque [Maldonado] siguió llamando rectas. Pero, en última instancia, me quedé con su plan de juego en esa situación del juego y seguí lanzándolos”.

Eso llevó a los Astros a hacer algo que nunca antes se había hecho al lanzar dos entradas inmaculadas y algo que probablemente nunca se volverá a hacer al ponchar a los mismos tres bateadores en cada una.

“Eso se siente tan bien porque es historia”, dijo García. “Entonces, estoy muy feliz por mí y por Phil”.