October 1, 2022
El hijo sobreviviente de la ‘mamá del fin del mundo’ Lori Vallow la critica en el nuevo documental de Netflix, ‘No es humano’

Lori Vallow podría explotar en cualquier momento.

La delicada rubia lo admitió durante su campaña por la corona de la Sra. Texas en 2004.

“Ser una buena mamá es muy importante para mí, y ser una buena esposa y trabajadora”, dijo Lori en ese momento. “Y estar todas esas cosas juntas no es fácil”, agregó con una sonrisa. “Soy básicamente una bomba de relojería”.

Las inquietantes imágenes del concurso aparecen en la docuserie de Netflix “Sins of Our Mom”, que se estrena el miércoles.

La película analiza cómo Lori, de 49 años, también conocida como “mamá del fin del mundo”, pasó de ser una ama de casa mormona cariñosa a ser acusada de asesinar a múltiples víctimas, incluidos sus dos hijos menores, Tylee Ryan, de 16 años, y Joshua Jackson “JJ” Vallow, de 7. Los niños fueron vistos juntos por última vez sonriendo para tomarse fotos en el Parque Nacional de Yellowstone el 8 de septiembre de 2019.

Colby cube que “ni siquiera es humano” que una madre se vea involucrada en la espantosa muerte de sus hijos. netflix

Ella y su esposo Chad Daybell, de 54 años, propietario de la casa en Rexburg, Ida., donde se descubrieron los cuerpos de Tylee y JJ el 9 de junio de 2020, después de una búsqueda en todo el país, serán juzgados juntos por sus asesinatos el 9 de enero de 2023. Los fiscales buscan la pena de muerte.

“Ni siquiera es humano tomar a tus propios dos hijos, a quienes se suponía que debías amar y cuidar, y hacer lo que [my mom] lo hizo”, confiesa Colby Ryan, el único hijo sobreviviente de Lori, en el documental de tres partes, dirigido por Skye Borgman de “The Lady within the Image” y “Kidnapped in Plain Sight”.

“Me rompe de una manera que nunca has sentido”, cube Ryan, de 26 años. (Ha tenido sus propios roces con la ley, no relacionados. A principios de este mes, fue arrestado por dos cargos de agresión sexual en Arizona. Los cargos contra él han sido desestimados sin perjuicio, lo que significa que las autoridades pueden volver a presentarlos en una fecha posterior).

Lori y Chad serán juzgados en enero de 2023.AP

La vida de Lori dio un giro oscuro por primera vez cuando se casó con su tercer marido, Joseph Ryan, en 2001. Le dieron la bienvenida a Tylee en septiembre del año siguiente. Para entonces, ya se había casado y divorciado dos veces, una vez con su novia de la secundaria en 1992 y luego con el padre biológico de Colby en el ’95.

Lori finalmente descubrió que Joseph había agredido sexualmente a Colby, que entonces tenía 8 años. Entonces, en 2006, se mudó con sus hijos de Austin, Texas, para comenzar una nueva vida en Chandler, Arizona. (Joseph Ryan murió en 2018 por causas naturales).

Allí conoció a Charles Vallow, un apuesto y “económicamente seguro” padre de dos hijos de un matrimonio anterior. Rápidamente lo tomó como esposo número 4.

Tylee y JJ fueron fotografiados por última vez en el Parque Nacional de Yellowstone en septiembre de 2019. https://www.fb.com/kelsee.benson

Lori y él adoptaron a JJ en 2013. El rubio de ojos brillantes period el nieto biológico de la hermana de Charles, Kay Woodcock. Ella y su esposo Larry le pidieron a la pareja que criara al niño, que period autista, después de que su hijo, el padre de JJ, demostrara estar mal preparado para el trabajo.

“Simplemente lo amaba tanto”, cube Ryan en el documento. “Y JJ amaba a Tylee”.

Después de agregar al niño pequeño a su redil, la familia aparentemente idílica, que Lori aseguró que eran miembros activos de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días o SUD, se mudó a Kauai, Hawái.

“Period el paraíso”, cube Ryan. “Fue como una recompensa por todo el [bad] cosas que alguna vez sucedieron.”

Colby (centro), quien considera a Charles Vallow (izquierda) su padre, sigue honrando su memoria.Netflix

Pero la oscuridad rápidamente nubló su escape bañado por el sol.

“Cuando Lori y yo estábamos solos… ella se quejaba de Charles”, cube su ex amiga April Raymond. “[She] realmente quería una dínamo espiritual en una pareja. Y Charles, sintió, la estaba reteniendo. Sus creencias se estaban volviendo más extremas”.

Las convicciones religiosas de Lori se volvieron aún más extrañas después de conocer al autor mormón Chad Daybell, que ahora tiene 54 años. Los dos se cruzaron por primera vez en una reunión SUD titulada “Preparación de personas” poco después de que ella y Charles regresaran a Arizona en 2018. Para entonces, su matrimonio estaba en las rocas.

Pero durante su primera conversación con Chad, un padre de cinco hijos que había estado casado con su esposa Tammy durante casi dos décadas, Lori se enamoró. Chad le dijo que se habían casado varias veces en vidas pasadas.

Chad Daybell creía que el mundo llegaría a su fin el 22 de julio de 2020 y que solo se salvarían 144.000 elegidos justos. netflix

Afirmó haber adquirido capacidades sobrenaturales después de sufrir dos encuentros cercanos a la muerte en la década de 1980. Y esos poderes espirituales le permitieron ver el futuro y profetizar el fin del mundo, que dijo que estaba programado para el 22 de julio de 2020.

“La visión de Chad period que habría un apocalipsis, [and only the] los justos sobrevivirían”, explica el psicólogo forense John Matthias en la película. “Y que hay 144.000 escogidos, que serían salvos… hasta que la Nueva Jerusalén fuera establecida y [they’d] continuar la obra de Dios hasta la eternidad”.

Chad también promocionó que Dios había seleccionado a Rexburg, Ida., como Su tierra santa apocalíptica, y afirmó tener el poder de detectar “espíritus oscuros” en otros, es decir, en JJ y Tylee.

Chad creía que podía detectar espíritus oscuros en las personas, lo que, según dijo, finalmente los convertiría en zombis. punto de acceso

Sostuvo que las fuerzas demoníacas alcanzarían sus cuerpos, convirtiéndolos en zombis que necesitaban ser asesinados. También pensó que Charles estaba siendo alcanzado por un demonio. El hermano de Lori, Alex Cox, finalmente le disparó y lo mató.

Los policías en Chandler, Arizona, donde ocurrió el tiroteo, lo consideraron un acto de defensa propia. No se realizaron arrestos ni condenas.

Después de su muerte, Lori intenta cobrar la póliza de seguro de vida de $ 1 millón de Charles. Pero, previamente la había eliminado como beneficiaria, dejándola sin nada.

Lori Vallow se encuentra actualmente detenida en una cárcel de Idaho, en espera de juicio por los asesinatos de sus dos hijos menores, y está acusada de estar involucrada en la muerte de su cuarto esposo y la esposa de su quinto esposo.

Sin embargo, tres meses después, en octubre de 2019, la esposa de Chad, Tammy, murió misteriosamente. Esta vez, Chad y Lori pudieron cobrar su póliza de seguro de vida de $430,000. Volaron a Kauai y se casaron. Como símbolo de su amor, Lori compró un anillo de plata esterlina para ella en Amazon utilizando la cuenta y la información de la tarjeta de crédito de Charles. Hizo la compra varios días antes de que Tammy muriera.

Durante meses, Lori se negó a revelar el paradero de sus hijos. punto de acceso

Los hijos de Lori, sin embargo, no asistieron a la boda.

De hecho, ni Tylee ni JJ habían sido vistos por nadie durante semanas.

Kay dejó mensajes de voz de Lori rogándole hablar con el niño.

“Lori, avísanos que JJ está bien”, implora la abuela en el audio que aparece en la película. “Tenemos que verlo”.

Sus súplicas quedaron sin respuesta. Kay se puso en contacto con las autoridades de Idaho, donde Lori y Chad se mudaron después de casarse, para pedir ayuda.

Cuando los detectives de Rexburg llegaron a la residencia de Lori para realizar una verificación de bienestar, ella dijo que JJ estaba visitando a un amigo en Arizona.

Kay y Larry ofrecieron una recompensa appreciable a cualquiera que pudiera ayudarlos a localizar a Tylee y JJ. punto de acceso

Luego, Lori y Chad huyeron a Kauai.

Sin noticias de JJ en más de dos meses, Kay y Larry ofrecieron una recompensa de $ 20,000 por ayudar a encontrarlo a él y a Tylee. Las vallas publicitarias y los volantes pegados con las caras de los niños ocuparon los titulares nacionales.

En enero de 2020, un juez de Idaho le dio a Lori, que todavía estaba en Hawái con Chad, cinco días para presentar a sus hijos al público. Se pasó la fecha límite y fue llevada a una prisión de Idaho.

“La primera vez que llamó desde la cárcel dijo ‘Los niños están bien’”, recuerda su mamá, Janis. “Ella dijo: ‘Sabes qué tipo de madre soy. Nunca lastimaría a los niños’”.

Colby cube que las fechorías de su madre no “definirán” el resto de su vida. Fb / Colby J Ryan

Ese junio, los funcionarios exhumaron los cuerpos de Tylee y JJ del patio trasero de Chad.

“Esos niños hermosos, talentosos, cariñosos y generosos tenían mucho que ofrecer y experimentar. No puedo pensar en ellos sin llorar”, solloza Janis en el documento.

Lori y Chad fueron acusados ​​de asesinato y conspiración para cometer asesinato por la muerte de Tylee, JJ y Tammy. Están listos para ser juzgados en enero.

“Tenemos que vivir con lo que pasó. Pero, ¿me voy a centrar en sus muertes o me voy a centrar en sus recuerdos? dijo Colby. “[My mom is] no voy a definir nada más”.